martes, 14 de abril de 2009

El teleclub de Villaescusa

Villaescusa
Historia del teleclub de Villaescusa que funciono hace mas de cuarenta y cinco años, tal y como yo la recuerdo.

A mediados de la década de los años sesenta del pasado siglo XX, siendo ministro de Información y Turismo en el gobierno del general Franco Manuel Fraga Iribarne, se puso en marcha la llamada Red Nacional de Teleclubs, esta red llego a contar con mas de 4.000 teleclubs principalmente en Castilla, Extremadura, Galicia y Asturias.
Cualquier pueblo ó aldea que lo solicitara podría disponer de un televisor de forma completamente gratuita, el gobierno proporcionaría el televisor y los vecinos del pueblo una casa ó local donde instalarlo y donde los vecinos del pueblo pudieran ir a ver la programación de televisión.

La filosofía del teleclub se puede resumir en algo así como entretenimiento a cambio de propaganda, los vecinos podrían ver los programas de televisión y a cambio se tragarían unas buenas dosis de doctrina y propaganda franquista, de todas formas yo creo que para mucha gente, sobre todo de los pueblos mas pequeños y aislados, los teleclubs fueron una ventana abierta al mundo, donde pudieron ver por vez primera una película, una corrida de toros, una obra de teatro, un partido de futbol, etc. En los teleclubs además de la sala para ver la televisión, también había una pequeña biblioteca compuesta de algunos libros y revistas que se recibían periódicamente y que también contribuían a dar una visión de lo que sucedía por el mundo.

El pueblo de Villaescusa también tuvo su teleclub, corría el año 1967, cuando llego al conocimiento de los vecinos de Villaescusa la posibilidad de solicitar uno para el pueblo, a tal fin se reunieron y acordaron solicitarlo, previamente tuvieron que formar una asociación con su presidente, su secretario, su tesorero, etc.; la cual seria responsable de su buen funcionamiento, también había que hacer unas fotografías del pueblo y del local donde se ubicaría el teleclub, fotografías que había que acompañar a la solicitud.
Una vez cumplidos todos los requisitos exigidos, se procedió a enviar la solicitud y a las pocas semanas el presidente de la asociación recibió una carta del Ministerio de Información y Turismo informándole de la concesión del teleclub, indicándole también como y cuando se enviaría el correspondiente televisor.

En el año 1967 no llegaba la carretera a Villaescusa, así que el televisor llego hasta el pueblo de Pernús, donde fue entregado al presidente del teleclub, el televisor era uno marca Kolster de 23 pulgadas de pantalla pero en un inmenso mueble de madera.

Casa de Villaescusa donde funciono el Teleclub
Para llevar el televisor hasta Villaescusa se barajaron varias posibilidades, una de ellas era llevarlo en un carro tirado por vacas, pero se desecho por si el traqueteo dañaba el televisor, otra posibilidad seria llevarlo a lomos de alguna caballería, pero también se desecho por los mismos motivos, así que se decidió que lo mejor para garantizar la seguridad del aparato seria llevarlo a hombros, a tal efecto se ataron unas cuerdas alrededor de la caja que contenía el televisor se introdujo por ellas una vara y a hombros de dos personas y haciendo frecuentes relevos y paradas se llevo hasta Villaescusa.

Una vez en Villaescusa se procedió a desembalarlo y siguiendo las instrucciones que lo acompañaban se instalo, se conecto y se paso a sintonizarlo, después de varios intentos se consiguió que apareciera en la pantalla la “carta de ajuste”, lo que indicaba que todo funcionaba y solo había que esperar a que se iniciara la emisión de TVE.
Aquella noche fue apoteósica, todo el pueblo se reunió en el teleclub para ver la novedad, recuerdo que ponían una obra de teatro en el programa “Estudio 1”, todo el mundo estuvo atento a la pantalla hasta que se cerró la emisión.

Otros acontecimientos que reunieron a mucha gente en el teleclub de Villaescusa fueron la victoria de Masiel en el Festival de Eurovisión con el famoso tema “la la la”, en la primavera del año 1968, aquello mas que ganar un festival de música, parecía que España había derrotado a todos esos países de Europa que se regían por esos regímenes democráticos que tan poco gustaban al gobierno español de la época. Otro acontecimiento que concito gran interés, fue la llegada del hombre a la Luna en Julio de 1969, ahora que muchos dudan de si en realidad el hombre llego ó no a la Luna, ya aquel día un “paisano” de Villaescusa que estaba viendo aquellas imágenes hizo este comentario “yo creo que tou esto ye un cuentu, como van tar na lluna si yo miro pal cielo y veola como siempre”

Según fue pasando el tiempo la gente ya fue seleccionando los programas que mas les gustaban, así unos no se perdían los telediarios, otros preferían las películas ó series americanas como “Los Invasores” que trataba de seres extraterrestres ó “Ironside” un detective que iba en silla de ruedas, a los que les gustaba el futbol no se perdían el partido de los domingos ó las hazañas del Real Madrid en la Copa de Europa, personalmente recuerdo la retransmisión del campeonato del mundo de futbol de Méjico 70, varios partidos de esta competición fueron seguidos en el teleclub de Villaescusa por los aficionados al futbol.

Los mas pequeños también asistían al teleclub para ver la programación infantil, eso si, hasta que salía la familia telerín cantando aquello de “vamos a la cama que hay que descansar, para que mañana podamos madrugar” a partir de este momento los peques debían abandonar la sala de la televisión pues lo que seguía era para mayores, cuando se emitían películas, TVE las identificaba con uno ó dos rombos que aparecían en la esquina superior derecha de la pantalla, si aparecía un rombo la película era para mayores de 13 años, si aparecían dos rombos, la película era para mayores de 18 años, si no tenia rombos era para todos los públicos.
Una portada de la revista TeleRadio de la época
En el teleclub también había una pequeña biblioteca compuesta por varios libros que la gente que le gustaba leer los llevaba a su casa los leía y luego los devolvía, cada semana se recibía una revista “Tele Radio” editada por TVE que básicamente trataba del mundo de la televisión, programación, información sobre las películas y series, programas infantiles, etc.

También había en el teleclub un pequeño bar, algunas personas que iban al teleclub si no les interesaba demasiado lo que ponían en televisión preferían echar una partida de cartas mientras tomaban algo.
Mas ó menos de esta manera funciono el teleclub de Villaescusa durante aproximadamente ocho años, a mediados de la década de los años setenta con la bajada de los precios de los televisores y el aumento del poder adquisitivo de la gente, poco a poco fueron llegando los televisores a cada casa y en consecuencia el teleclub perdió toda razón de ser y se cerro para siempre.

No hay comentarios: