lunes, 29 de junio de 2015

Vestigios de la Guerra Civil en el concejo de Colunga: Las trincheras de La Isla

En La Isla, existen unas trincheras que fueron construidas durante la Guerra Civil Española, para defenderse de un posible desembarco en la playa, estas trincheras estaban abandonadas y cubiertas en parte por la maleza, hace unos meses, el Ayuntamiento de Colunga decidio ponerlas en valor, se limpiaron, se vallaron se señalizaron y se colocaron unos carteles en los que se explica la historia de estas trincheras. Transcribo aquí parte de lo que allí se explica sobre ellas.
En julio de 1936, al sobrevenir la contienda civil, el concejo de Colunga permaneció en el bando fiel a la república, situado en una retaguardia lejana de los campos de batalla, la guerra terrestre no llegaría al concejo, si no muy al final de la lucha por Asturias el “Frente Norte” en octubre de 1937.
Esta lejanía del frente no le libraría, sin embrago de sufrir los achaques del conflicto, al establecerse en Sales un aeródromo de la Aviación republicana que provocaría como reacción, la presencia con cierta frecuencia de la Aviación adversaria sobre la villa. Por otra parte su situación en el litoral le hacía vivir con la angustia de la amenaza que suponía la presencia de los buques de la Marina Nacional, que patrullaban el cantábrico.Tal temor impulso a las autoridades militares asturianas a diseñar un plan de defensa de costas. Dentro de este plan se encuadra la realización del conjunto de estas trincheras  excavadas sobre un promontorio en el extremo Norte de la playa de La Isla, con el indudable propósito de contrarrestar cualquier posible asechanza desde el mar sobre la misma.
Su configuración les confiere un interés excepcional al haber sido excavadas en disposición radial -en forma de erizo- algo completamente inusual en Asturias, donde las trincheras son en su casi totalidad lineales -en línea quebrada-, mientras las de la playa de La Isla fueron expresamente proyectadas y realizadas así. Por otra parte bordeando la Senda Costera, discurre un antiguo muro de piedra, que separa las trincheras de la finca colindante, que, a la altura de la posición –en su gola- , muestra un tramo reconstruido tras haber sido derribado en su día, sin duda para permitir una fácil comunicación de la misma con su retaguardia.
En el verano de 1937, tras la ocupación de Cantabria en apenas quince días, las tropas de Franco entraban en Asturias por el Oriente, el 1 de septiembre tomando Pimiango y Panes e iniciando una decidida penetración en nuestra región que amenazaba ser tan rápida como la de Cantabria.

No fue así. La enconada resistencia del XVII Cuerpo de Ejército de Asturias  iría ralentizando el avance de las Brigadas Navarras hacia


el Oeste, de suerte que hasta la segunda mitad de septiembre no alcanzaron estas el profundo tajo por  el que discurre el rio Sella entre Arriondas y Ribadesella, enfrentándose al arduo problema que suponía salvar tan abrupto obstáculo.

Se llego entonces al extremo de considerar la posibilidad de una operación de desembarco anfibio a retaguardia de la línea avanzada republicana para envolverla y lograr su derrumbamiento, sorteando así la dificultad de cruzar el Sella en fuerza.


No andaban, pues, muy descaminados los colungueses al procurar la defensa de sus playas tan adecuadas a una operación de este tipo.

Finalmente, no fue necesaria. La línea del Sella se derrumbo por envolvimiento, pero no desde el mar, si no por tierra. La 1ª Brigada de Navarra, tras ocupar Arriondas el 13 de Octubre, iniciaba la subida a la sierra del Sueve, alcanzaba el mirador del Fito, y descendía  el día 17 por la ladera norte hacia Caravia donde confluiría con la 4ª Brigada de Navarra que había cruzado el sella sin resistencia esa misma jornada continuando ambas hacia La Isla y Colunga, donde entraron no sin lucha, interviniendo aun en ella, la artillería, la aviación y los carros de combate de ambos bandos.
La guerra paso sobre Colunga tan rápida y violenta como un ciclón, Cuatro días más tarde, el 21 de octubre, finalizaba la lucha en Asturias, desapareciendo así el Teatro de Operaciones del Norte, aunque la contienda todavía se prolongaría un año y medio más en otras regiones de España.
Las trincheras de La Isla habían quedado inéditas, sin tener la oportunidad de entrar en combate mirando cómo estaban hacia la mar y la playa. Lo más cerca que habían tenido la guerra para lo que fueron  construidas habían sido los bombardeos efectuados el 30 de septiembre de 1937 por los buques nacionales crucero ”Almirante Cervera” y minador “Júpiter” contra el tramo de la carretera de la costa entre Berbes y la punta de los Carreros, unos seis kilómetros al este de La Isla.
37598

lunes, 22 de junio de 2015

Algunas medidas antiguas de peso capacidad y superficie

En abril de 2010 publique esta entrada sobre algunas medidas antiguas de peso capacidad y superficie, utilizadas en Villaescusa y demas pueblos del concejo de Colunga. Hoy la reproduzco aquí porque ha sido la mas vista por los visitantes de esta pagina.

Algunas medidas de capacidad superficie y peso utilizadas en el pueblo de Villaescusa y demas pueblos del concejo de Colunga

El Copin -  El copin es una medida de capacidad equivalente a ocho kilos, se utilizaba para medir les fabes, les patates, el maíz etc. La medida era el cestu copin que como su nombre indica era un cesto hecho de banielles y que hacían los cesteros, si se median fabes o maíz el copin era el cesto lleno hasta el borde , si se median por ejemplo patatas el copin de patatas era el cestu apinau lleno asta mas arriba del borde es decir hasta el asa.

El Galipu -  El galipu era una medida de capacidad equivalente a medio copin, es decir a cuatro kilos, también en este caso se utilizaba un cesto echo igual que el cesto de copin de banielles y la forma de medir era igual que en el caso del copin.

La Mitaina - La mitaina era la mitad de un galipu es decir igual a dos kilos, en este caso no había ningún recipiente para medirla sino que la mitad del cestu galipu era una mitaina.

La Fanega -  La fanega es una medida de capacidad equivalente a ocho copinos igual a sesenta y cuatro kilos  “plante esta pica de fabes y diome fanega y media”

Día de Gües - El dia de gües era una medida de superficie equivalente a la extensión de terreno que podía labrar una pareja de bueyes desde la salida a la puesta de sol con las pausas necesarias para la alimentación y el descanso de los animales y las personas, la superficie mas o menos equivalía a doce áreas y cincuenta centiáreas , igual a 1250 metros cuadrados.
“esta finca tendrá aproximadamente dos dis de gües”

Carru de Herba - El carru de herba es una medida de superficie equivalente a la extensión de terreno que producía un carro de hierba, aproximadamente once áreas y sesenta y ocho centiáreas, 1168 metros cuadrados

Carru de Cuchu - El carru de cuchu es una medida de superficie, equivale al terreno que cubre el cuchu contenido en un carru del país equipado con los lladrales  o esquirpies una vez esparcido sobre el terreno, aproximadamente un área y setenta y nueve centiáreas, 179 metros cuadrados

La Arroba - La arroba además de ser actualmente muy conocida como el símbolo que separa el destinatario del servidor en los correos electrónicos, también es una medida de peso, equivalente a doce kilos, se utilizaba principalmente para pesar animales, concretamente en la matanza del cerdo una vez que el cerdo esta en canal se pesaba con la romana y se solía expresar lo que pesaba en arrobas.
“mate un guchu que peso quince arrobes”
37520

lunes, 15 de junio de 2015

Nueva pagina en Facebook sobre las fiestas y romerías de los pueblos de Colunga

Esta nueva pagina en Facebook, esta dedicada a las fiestas y romerías de todos los pueblos del concejo de Colunga.
En ella podréis encontrar videos, fotografías, programas festivos y todo aquello relacionado con estas celebraciones populares.
Las fiestas y romerías forman parte de todos los que nacimos en alguno de estos pueblos y aunque como decía aquel,   "los tiempos cambian que es una barbaridad"    espero y deseo que el "progreso" no acabe con estas celebraciones de la cultura popular que forman parte de nuestra memoria historica, es mas estoy seguro que no acabara con ellas y que dentro de cien años se continuaran celebrando.
Pinchando en los siguientes enlaces podreís visitar las diferentes secciones de esta pagina.

Fiestas y romerías en los pueblos de Colunga

Videos       Albumes de Fotos    Programas festivos

37403

lunes, 8 de junio de 2015

Cuando un amigo se va......

Como dice una canción popular andaluza,   "Algo se muere en el alma cuando un amigo se va. Cuando un amigo se va queda un espacio vacío, que no lo puede llenar la llegada de otro amigo"

El sábado dia 6 de junio ha fallecido Luis Toyos Carús. Luis, como yo, era de Villaescusa, eramos de la misma edad, año arriba o año abajo, cuando eramos niños fuimos juntos a las clases que se impartían en la Escuelas Publicas de Pernús, de jóvenes íbamos juntos a muchas fiestas y romerías de los pueblos de la zona, ya de mayores tomamos caminos distintos, yo abandone Villaescusa y me fue a vivir a Oviedo, y Luis continuo en Villaescusa y Colunga dedicado a sus negocios relacionados con la madera, esto hizo que nos dejáramos de ver tan a menudo, pero siempre que nos veíamos nos saludábamos, charlábamos un rato y era como si no hubiera pasado el tiempo, pues los amigos de la infancia lo son para siempre. Amigo Luis, donde quiera que estés descansa en paz.


Personas de Villaescusa que yo he conocido y que ya no están entre nosotros

37288

lunes, 1 de junio de 2015

Una fecha importante en mi vida

Aunque yo no suelo hablar mucho de mí,  o de mi vida y milagros, hoy voy hacer una excepción y voy hablar de una fecha importante en mi vida.

Hoy, día 1 de junio se cumplen 45 años desde que abandone el pueblo de Villaescusa. El  día 1 de Junio de 1970 deje de vivir en Villaescusa y me traslade a vivir  a Oviedo ciudad en la que fije mi  residencia y en la que viví todos estos años y continuo viviendo en la actualidad, aunque ya había estado fuera  algunos periodos  de tiempo, no fue hasta esta fecha cuando definitivamente deje el pueblo de Villaescusa.

En aquellos años las perspectivas que tenían  los jóvenes que vivían en los pueblos eran más bien escasas, concretamente en Villaescusa eran dedicarse a la agricultura de subsistencia, o bien trabajar  al  jornal en la construcción o en el sector de la madera, naturalmente cuando había trabajo, que desgraciadamente no era siempre, esto hizo que  muchos jóvenes de la época  optáramos por la emigración para tratar de buscarnos la vida en mejores condiciones

A pesar de no vivir en Villaescusa siempre he mantenido relación con el pueblo, visitándolo con cierta frecuencia, primero por lazos familiares y más tarde cuando el paso inexorable del tiempo hace que los lazos familiares disminuyan hasta casi desaparecer, simplemente por gusto, porque me gusta dar una vuelta de vez en cuando por el pueblo donde nací y charlar con la gente que conozco desde siempre y porque independientemente de donde viva, yo, siempre seré de Villaescusa.
37147