sábado, 10 de octubre de 2009

Windows 7, en Sietes

La compañia Microsoft acaba de grabar en le pueblo de Sietes (Villaviciosa) los anuncios para el lanzamiento de su nuevo sistema operativo Windows 7, la presentacion sera el proximo dia 22 de Octubre.






Sietes ya sabe informática. Microsoft Ibérica desembarcó con todos sus equipos durante las dos últimas semanas en la localidad maliayesa. Preparaban el lanzamiento de su nuevo sistema operativo, el Windows 7, que en un juego de palabras tiene como eje a los vecinos de Sietes. Y, de paso, mientras grababan vídeos y analizaban estrategias publicitarias, confraternizaron con los vecinos y les enseñaron a hablar por una webcam o a construir una panorámica con varias fotografías.

«Algo está cambiando en Sietes», reza el slogan publicitario del Windows 7. Y tanto que está cambiando. Ni siquiera tienen conexión a internet a alta velocidad. Además, de los cuarenta vecinos, el ochenta por ciento tiene más de 65 años y unos conocimientos informáticos muy limitados. Al menos hasta ahora.

María Jesús Huerres explica que, tras el paso de los hombres de la multinacional, ya conoce la «magia» informática. «Ahora ya hasta pienso comprar un ordenador», asegura orgullosa, completamente conquistada por el gusanillo de la informática. «Participé en todo» lo que organizó en el pueblo el equipo de Microsoft, resalta.

Tras estas jornadas de convivencia, se habían convertido en unos vecinos más y hay quien ya les echa de menos. María Jesús Huerres asegura que «eran de la familia». Agrega que la han grabado realizando distintas tareas cotidianas, como charlando con las vecinas, echando la partida, sacudiendo el polvo, en la huerta o recogiendo el diploma del curso.

Otra mujer, María Teresa Fraile, lamenta no haber podido participar en los actos programados por Microsoft Ibérica al haber estado ausente del pueblo esos días. Pero ambas coinciden en reconocer que «es para nosotros un honor que escogieran a Sietes» para el lanzamiento de su producto.

Ramón Díaz Prida es el propietario del único hotel y bar de la localidad, lo que le ha permitido hacer caja estos días, ya que tuvo que colgar el cartel de completo. Apunta que el pueblo «está muy contento. Participaron todos. Además, es una cosa que no pasa casi nunca». Este vecino destaca que «lo que más me llamó la atención fueron las horas que trabajaban y cómo». Pone como ejemplo que «estuvieron con el silbido de un pájaro como hora y media. Es gente muy trabajadora». Añade que el equipo de trabajo degustó la gastronomía de la zona y sus componentes mostraron su devoción por la fabada y la sidra.

La compañía guarda celosamente los actos que está desarrollando. Ha colgado en internet sólo un aperitivo de su promoción, que puede verse en www.sietesunpueblodeexpertos.com. Son tres vídeos en los que los protagonistas son los propios vecinos y el entorno rural que ofrece Sietes, muy lejos de la avanzada tecnología informática. Es un concepto que está en sintonía con la imagen que quieren dar del programa, que presentan como el más intuitivo de los lanzados hasta ahora y en el que predominan los menús táctiles. Es decir, al menos según dicen en Microsoft, es un sistema operativo pensado no sólo para expertos sino también para profanos, como la mayoría de los habitantes de Sietes.

Los vecinos de Sietes resaltaban ayer que la localidad vivirá un antes y un después de esta experiencia. La primera variación ya se ha dado: este pueblo ha pasado de ser conocido por sus hórreos, con un destacable interés etnográfico, a ser el enclave elegido por el gigante informático para publicitar el nuevo sistema operativo en el mercado nacional. El gigante informático incluso ha conseguido cambiar hasta a las ovejas de Pablo Cortina, ya que una de ellas no duda en colocarse unos llamativos auriculares rosa chillón para escuchar música electrónica. Ocurre en uno de los vídeos promocionales.

Pero Microsoft Ibérica también ha querido reflejar la tranquilidad y el sosiego que se respira en una localidad rural como Sietes, sin olvidar arquetipos como el de los jubilados que actúan de improvisados jefes de obra y ven cómo dos operarios pintan las fachadas de dos casas con dos de los colores corporativos de Microsoft (naranja y azul).

La compañía ha unido en el tercer vídeo la esencia de lo tradicional con la tecnología. Una vecina de la localidad prepara una fabada mientras los sonidos de apertura recuerdan al de la sintonía del Windows cuando se inicia. Es una forma de expresar que esta dualidad puede convivir perfectamente y en Sietes lo ha hecho.

Microsoft ha llevado a cabo parte de los preparativos para celebrar el lanzamiento del nuevo sistema operativo en Villaviciosa en los últimos quince días y con una gran discreción, para no desvelar ninguna sorpresa, y ha aleccionado a los vecinos, que no sueltan prenda. No obstante, la tranquilidad cotidiana del pueblo se ha visto revolucionada y todas conversaciones aún giran sobre informática.

La compañía ya ha iniciado la cuenta atrás y cronometra en la web www.sietesunpueblodeexpertos.com el tiempo que resta para el lanzamiento del Windows 7, que compartirá protagonismo con los vecinos de Sietes. Será el próximo día 22.

1 comentario:

Un experto de Sietes dijo...

Istas cosas de la tecnología son muy interesantes y equí ca vez gustan más. Agraecemos a esti buen blogger que fale de Sietes. La verdad es que desde que llegaron les forasterus, vemus que algo está cambiando en el pueblu. Esti vídeo ye un buen exemplu: http://tinyurl.com/yldnm62

¡Saludos desde Sietes!