lunes, 16 de septiembre de 2013

Cuentos y leyendas: El xuiciu

Esta hestoria cunta les andances de Pachu Antona y Rosendin de La Casa Baxu, estos dos paisanos eren vecinos del  mesmu pueblu y eren  enemigos acérrimos, ca un d'ellos procuraba por tolos medios face-y la vida imposible al otru, si Pachu Antona echaba l'agua escontra una de les sos finques, aína diba Rosendin  y se la quitaba, si les pites de Rosendin entraben nuna finca de Pachu Antona esti echaba-yos el perru que les axorizaba y dacuando mataba dalguna d'elles, si les vaques de Pachu entraben nuna finca de Rosendin, esti esaxeraba los daños causaos y facia-y pagalos a Pachu y asina en munches situaciones del día a día.

Toa esta agafadura venia motiváda porque Pachu Antona  reclamaba-y  a Rosendin de La Casa Baxu  una servidume de camín por una de les sos finques, servidume que Rosendin nun reconocía y  nun dexaba que Pachu Antona cruciara la so finca como esti pretendía.

Ante esta irreconciliable situación, Pachu Antona decidió llevar ante la xusticia a Rosendin de La Casa Baxu, asina se lo comunico y el próximu día que baxo a la capital del concexu fui a ver a un abogáu y de siguío al xulgáu a presentar la demanda contra Rosendin de La Casa Baxu.  Al poco tiempu ambos paisanos fueron llamaos a xuiciu, los dos llegaron acompañaos polos sos abogaos y ante el xuez argumentaron lo que creyeron oportunu en defensa de les sos posiciones, Pachu Antona nel sentíu de que tenía derechu a la servidume de camin pela finca de Rosendin y esti oponiéndose a la intención  de Pachu.

El xuiciu quedo vistu pa sentencia y Pachu y Rosendin tornaron al pueblu a esperar la sentencia del xuez. 

Cada selmana coincidiendo col  día de mercáu los dos baxaben a la capital del conceyu a ver a los sos abogaos pa enterase si saliera la sentencia.

Un día ente selmana, Rosendin tuvo que baxar a la capital del conceyu y aprovechando la ocasión fui a ver al so abogáu, namás entrar al despachu esti díxo-y, hola Rosendo tengo males noticies pa ti, ayeri salió la sentencia y perdimos el xuiciu, el xuez dio-y la razón a Pachu Antona y reconoció-y la servidume de camín pola to finca, sientolo Rosendin, tuvimos muy mala suerte.

Ante esta situación a Rosendin ocurriose-y facer daqué p'amarga-y la vida a Pachu anque fora por última vez, merco dos docenes de voladores y delles botelles de sidra axampanao y al atapecer regreso al pueblu, cuando llego empezó a tirar los voladores, tolos vecinos salíen de les sos cases y preguntáben-y a que se debía aquella celebración, a lo que Rosendin contestaba, ye qu'acabo de gana-y el xuiciu a Pachu Antona, al mesmu tiempu que los convidava a sidra, el xuez dicto sentencia y dexo claro que Pachu nun tien derechu a pasar pola mio finca. Asina tirando voladores y invtando a la xente con sidra recorrió tol pueblu celebrando colos sos vecinos, la so falsa victoria sobre Pachu Antona.

Mentantu, Pachu Antona zarráu na so casa carcomiase por dientro viendo como Rosendin de la Casa Baxu celebraba con tolos  vecinos la  supuesta victoria sobre él y lo que le tendría que aguantar pol restu de so vida.

A la mañana siguiente Pachu Antona fui a ver al so abogáu pa enterase bien de la sentencia, cuando llego al despachu, el so abogáu díxo-y, norabona Pachu, yá salió la sentencia y ganamos el xuiciu, Pachu sosprendióse y dixo, como que ganamos, si Rosendin de la Casa Baxu lleva tola nueche celebrando que gano él, que si,  Pachu, que sí, que ganamos el xuiciu, equí ta la sentencia que dexa bien claru, que tu tienes derechu a la servidume de camín y que Rosendin  yá non podrá oponese.


Pachu Antona torno al pueblu y fui directamente a la casa de Rosendin  ¡¡Sal de casa Rosendo!!.  ¡¡Sal de casa malandrín!!.  ¡¡¿Con que ganares el xuiciu eh?!!.  ¡¡El xuiciu ganelu yo!!. ¡¡Equi traigo la sentencia que pon bien claro que tego derechu a la servidume de camin!!.  ¡¡Yá nun vas poder evitar que pase pola to finca!!.   Nesto salió de casa Rosendin tranquilamente averose a Pachu y dixo-y.  Dexa yá de vocinglar Pachu, efectivamente el xuiciu ganastilu tu, yá non podre oponeme a que pases pola mio finca, de toes formes  doy por bien empleaes les perres que me costaren los voladores y la sidra axampanao, PORQUE TU GANASTI EL XUICIU SI, PERO LA NUECHE QUE TE FIXI PASAR AYERI NUN LA VAS A OLVIDAR MIENTRES VIVAS.

No hay comentarios: