lunes, 1 de diciembre de 2014

En memoria y recuerdo de mi tío Arturo

 Voy a escribir hoy una pequeña semblanza sobre mi tío y padrino Manuel Arturo Iglesias Llera, que en este año 2014 se han cumplido 45 años de su fallecimiento.
 Arturo,  que así era como se le conocía, había nacido en Villaescusa en el año 1925, era hijo de Constantino Iglesias Llera y de Avelina Llera Casanueva (mis abuelos paternos) y hermano de Ramón Iglesias Llera (mi padre) y de Gonzalo Iglesias Llera (mi tío), su niñez y primera juventud transcurrió en Villaescusa y coincidió con la Guerra Civil Española y la posguerra un periodo de tiempo lleno de penurias y dificultades.
Cuando llego la hora de hacer el Servicio Militar y con el objetivo de librarse de él,  se traslado a Sama de Langreo para trabajar en la mina, pues en aquel tiempo se podía cambiar la prestación del Servicio por un periodo de trabajo en la mina y además se ganaba algo de dinero
Una vez terminado el periodo de trabajo en la mina, mi tío, que era lo que hoy podríamos llamar un emprendedor nato, se dedico a varias actividades y puso en marcha diversos negocios con diferente fortuna, unas veces le iba bien, otras regular y algunas veces mal, todo ello le sirvió para coger experiencia y conocimientos del mundo de los negocios.
En los primeros años de la década de 1950 se caso con Berta Quesada, de Narciandi  (Cangas de Onís) y a partir de entonces encamino sus pasos hacia el mundo de la hostelería, a la que se dedicaría el resto de su vida.
En Lastres (Colunga), regento durante varios años el bar restaurante El Miramar y junto con otros socios era armador de una lancha de pesca, mas tarde se traslado a La Felguera (Langreo) donde regento la sidrería, restaurante y marisquería El Riomar, el cual alcanzo gran fama y popularidad  bajo su dirección, en aquellos años mi tío también tenía otros negocios, entre ellos una tienda de comestibles y un salón recreativo.
Arturo y Berta, tuvieron cinco hijos, Manolita, Juan José, Maricruz, Conchita y Ángel Iglesias Quesada, (mis primos), Manolita y Maricruz, desgraciadamente ya fallecidas.
Mi tío Arturo, falleció prematuramente en el mes de septiembre de 1969 a los 44 años de edad, víctima de un accidente de circulación, cerca de la ciudad de León, cuando se dirigía a La Bañeza para pasar el fin de semana con su familia que disfrutaba allí de las vacaciones.

En memoria y recuerdo de mi tío  Arturo. Villaescusa 1925, León 1969.
33666

No hay comentarios: