lunes, 20 de junio de 2016

Supersticiones creencies y señales del mas allá

El Curuxu
D'antiguo nos pueblos y aldees d'Asturies  había munches supersticiones y creencies coles que la xente trataba d'esplicar delles coses qu'asocedíen y que tenien dificil explicación, tamien había delles persones supuestamente mas sensibles que siempre recibíen señales del mas allá.

En Villaescusa tamién se creía en munches d'estes coses, por casu, si'l curuxu cantaba pela nueche cerca de les cases  yera una señal de que daquién del llugar diba morrir, lo mesmo asocedía cuando los perros agullaben en plena nueche,  en Villaescusa habia una muyer que, según ella dicía vía los    espíritus de les persones, bien antes de morrer, lo que yera una señal de la so próxima muerte o bien dempués de muertos lo que significaba que precisaben les oraciones de los vivos pa poder descansar en paz.

Otra superstición o creencia yera l'agüeyamientu, dicíase que delles persones echaben l'agüeyamientu, esto afectaba a les persones y tamién a los animales, les persones y animales victimas del agüeyamientu cayíen enfermes poníense bien murnies y dexaben de comer, el mélicu nun-yos atopaba nenguna enfermedá, pero si non se facia nada terminaben morriendo, l'únicu remediu qu'había contra l'agüeyamientu yera'l pasar l'agua, había unes persones que sabíen realizar esta practica que consistía n'echar agua nun vasu y meter nel un cachu de cuernu de carneru, y removelo tou, al mismu tiempu que se dicía una determinada oración, si na agua apaecíen burbuyes  la persona taba afectada, esta agua dábase-y a la persona enferma o quemabase echándola sobre la chapa de la cocina y aína la persona o animal afectáu reponía les ganes de vivir, empezaben a comer y sanaba dafechu.
Peru abullando

Anque yo nun creo demasiáu nestes coses, si que fui testigu d'un fechu inesplicable qu'asocedió en Villaescusa alredor de  l'añu 1960, asocedió nel "Llugar de Baxu", onde yo vivía,  yera una calorosa nueche de branu y había lluna llena, delantre de la mio casa, axuntáronse dellos vecinos pa charrar y tomar el frescu, yo que yera un nenu taba tamién per ellí, tando ellí aconceyando un d'ellos diose cuenta de que sobre unos lloreos qu'había detrás d'una casa que taba enfrente, mas o menos a unos 100 metros, había una lluz  blanca y brillante que de nenguna manera podía tar ellí, dixolo a los demás y toos pudimos ver aquella potente lluz, naide podía esplicase d'onde salia aquella lluz, dalgunos decidieron averase pa tratar d'afayar el misteriu, pero cuando cruciaron una finca plantada de maíz qu'había ente'l llugar onde tábamos y la casa onde taba la lluz, esta desapaecio y yá nun se volvió ver, toos quedaron especulando sobre cual podía ser l'orixen d'aquella lluz, ensin atopar una esplicación coherente d'aquel misteriu. 

A la mañana siguiente llego al pueblu la triste noticia de qu'un hermanu del dueñu de la casa onde taba la lluz, que vivía en Xixón, morriera la nueche anterior de manera repentina e inesperada, sobra dicir que tola xente achaco a este fechu luctuosu la presencia d'aquella misteriosa lluz la nueche anterior na casa onde habia nacíu esti home que acababa de morrir.

Si aquella misteriosa lluz tenia algo que ver o no, co la muerte de esti home que habia naciu na'quella casa, nunca lo sabremos, pero pensar da que pensar, en estos tiempos que tantu sabemos de casi tou, la verda ye que del comportamientu de  la mente humana sabemos mas bien pocu.

No hay comentarios: