lunes, 26 de noviembre de 2012

La construcción de la carretera de Villaescusa una obra de Indianos


Este año 2012 se cumplen 42 años de  la construcción de la carretera de Villaescusa, que como queda reflejado en el titulo de esta entrada fue una obra de indianos. 

Los Indianos, eran emigrantes asturianos, que durante los primeros años del pasado siglo XX emigraron a América y allí algunos hicieron fortuna, muchos de ellos cuando regresaban a sus lugares de origen solían construir una gran casa donde residían, la típica casona de indianos, otros solo regresaban de visita y continuaban viviendo en los países que los acogieron al marchar, pero todos ellos se caracterizaban por no olvidar sus raíces y realizaban a su costa obras de mejora en sus pueblos y aldeas entre las que podemos destacar, iglesias, escuelas, caminos, lavaderos, fuentes, etc.
La construcción de la carretera que une el pueblo de Villaescusa con Pernús también es una de estas obras de Indianos, quizás la última o de las últimas obras de esta envergadura acometidas por Indianos en el concejo de Colunga. A principios de los años sesenta del pasado siglo Villaescusa al igual que otros muchos pueblos del concejo de Colunga y de Asturias en general, carecían de carretera, siendo sus únicas vías de acceso los caminos de siempre.

Fue durante esta década de los años 60 cuando se fueron abriendo carreteras a muchos pueblos, unas veces eran los ayuntamientos los que hacían estas carreteras, otras la diputación y muchas veces eran los propios vecinos los que mejorando los caminos de acceso permitían la llegada de los coches a sus pueblos corriendo con todos o parte de los gastos, En Villaescusa también se comenzó a pensar en hacer una carretera que uniera el pueblo bien con el pueblo de Pernùs, bien con El Puente Agüera, o directamente utilizando el camino que une a Villaescusa con Colunga, a tal efecto se realizaron diversas solicitudes tanto al Ayuntamiento de Colunga, como a la Diputación Provincial sin que ninguna de ellas llegara a feliz término.

A finales de esta década llego a conocimiento de D. Laureano y D. Antonio Carus Pando, esta problemática,  D. Laureano y  D. Antonio, eran emigrantes ó hijos de emigrantes asturianos oriundos del concejo de Caravia, y tenían parientes en Villaescusa, concretamente en La Capilla, residían en Méjico, donde gestionaban múltiples negocios entre ellos una gran cadena de hoteles, entre los que destacaban los hoteles Veracruz y Diligencias en la ciudad de Veracruz (Méjico). Una vez conocida por D. Laureano y D. Antonio la situación de Villaescusa y las grandes dificultades de acceso que presentaba, se ofrecieron para construir a su costa una carretera que uniera al pueblo con el resto del concejo, a tal efecto y puesto que ellos vivían en Méjico, procedieron a nombrar una persona que sería su representante y quien junto con una comisión de vecinos de Villaescusa, se encargaría de elegir la mejor ruta posible para la carretera, así como de realizar todos los trámites legales para la construcción de la misma. 
De esta manera, en el año 1970, una vez decidida la ruta y con todos los permisos necesarios se comenzó su construcción, una gran pala retroexcavadora comenzó en Pernús abriéndose paso hacia Villaescusa, después de varios meses de trabajo llego hasta Villaescusa dejando tras de sí la caja de la carretera hecha, posteriormente se procedió a echar una gruesa capa de grava, y después una maquina apisonadora procedió al compactado de la misma dando por concluida su construcción en el año 1971. 
Poco después de terminada la carretera D. Laureano y D. Antonio Carús Pando también corrieron con los gastos del abastecimiento de agua al pueblo de Villaescusa.
En el año 1975, los vecinos de Villaescusa agradecidos, erigieron un pequeño monolito junto a la capilla del pueblo en memoria y recuerdo de D. Laureano y D. Antonio Carús Pando, por las obras de mejora que a su costa y desinteresadamente realizaron en el pueblo, las cuales contribuyeron de forma notable a su bienestar y progreso.


No hay comentarios: